¿Por qué los padres deben acercarse más al mundo digital?

¿No entiendes por qué tu pequeño prefiere tu celular a salir el parque?. Te lo explicamos. 

Digital

Los padres deben estar atentos y guiar el uso que sus hijos le dan a la tecnología.

Foto:

123rf

Por: Juan Diego Quiceno Mesa
enero 12 de 2018 , 02:04 p.m.

Para los padres millennials, aquellos que rondan los 35 años, hablar de teorías y lenguaje digital es parte de su día a día, sin embargo, otros papás no tan modernos, puede que no sepan que los niños nacidos después del año 2000, hacen parte de la primera generación nativa digital de la historia es decir, la Generación Z, aquella que trabaja por batir todos los récords de sus antecesores, los famosos millennials.

Pero, ¿en qué se diferencia esta generación digital de las demás en cada época? Diana Sepúlveda, terapeuta ocupacional, en el Centro de Aprendizaje Cepap, y creadora del blog Ocu-Pasión Friki, define a los nacidos en la Generación Z como: “el grupo poblacional que estuvo en contacto con la internet desde el momento del nacimiento”. Los millennials, por el contrario, nacieron cuando lo digital apenas daba sus primeros pasos, y el mundo análogo estaba cerca de despedirse.

Mientras los millennials tuvieron que adaptarse a los cambios que el internet trajo, la generación Z nació cuando ésta ya estaba consolidada. Por ello es entendible que tu hijo pequeño tenga, posiblemente, un manejo bastante bueno del computador o del celular, pese a su corta edad, o el porqué de su capacidad de aprender, rápidamente a manejar artefactos tecnológicos mucho más que tú. Ante esta realidad, debes plantearte retos como padre, pues aunque beneficiosa, el uso excesivo de la tecnología puede representar problemas para la vida individual de tu hijo, y la cotidianidad de tu familia.

La doctora Sepúlveda indica que hoy, quienes están criando pequeños, cuentan con una “increíble cantidad de recursos para aprender del mundo digital, y la rapidez con la que se puede acceder a ello; desde una aplicación que acompañe el proceso de gestación, hasta la posibilidad de recibir asesoramiento profesional por medios virtuales”. Respecto a los niños, éstos “cuentan con mayores herramientas para el desarrollo de sus habilidades y con mayor variedad en las mismas”.

¿Y del impacto en las relaciones interpersonales qué?

Ahora bien, depende de los padres que estas ventajas no se conviertan en obstáculos para un crecimiento integral y para la vida familiar. “Los pros se pueden convertir fácilmente en contras, si los padres que hoy tienen hijos de la Generación Z, no han recibido una alfabetización digital apropiada, afectando su capacidad de identificar aquellos recursos que les son útiles, de los que pueden ser sólo charlatanería. Además, existe el riesgo de afectar el desarrollo de cierto tipo de habilidades, por ejemplo las motoras, por favorecer otras como las perceptuales y cognitivas”, señala Sepúlveda.

Según un estudio realizado por Bank of America Merrill Lynch, la población millennial y de la Generación Z llegarán a 4.400 millones de personas, en el 2020, lo que representará la fuerza demográfica más trascendental del planeta (el 59 % de la población mundial).

Por su parte, la firma de análisis de mercados Kantar Ibope Media, por medio de su plataforma de investigación Target Group Index (TGI), analizó los hábitos de consumo de los jóvenes con edades entre los 12 y los 20 años en Colombia, concluyendo que el 88 % posee algún tipo de celular, y el 75 % dispone de un teléfono inteligente.

En medio de esta masificación de la tecnología, es normal que te preguntes cuándo debe preocuparte el uso que tu hijo le dé al computador o al celular. Hoy, producto de las diversas adicciones que se han conocido alrededor de lo digital, es usual que muchos padres se cuestionen si deben o no darle un celular a su hijo, y en qué momento debe ser esto. La terapeuta Sepúlveda cree que eso no depende tanto de la edad del pequeño, sino del uso y finalidad que queremos que le dé a la tecnología.

“En casos de familias con horarios laborales muy ajetreados, el celular se convierte, muchas veces, en un medio de comunicación entre los padres y los hijos, por lo que se permite en casa desde la etapa escolar, y debe ser simplemente un celular, no un smartphone; es también en esta etapa cuando comenzamos a recibir tareas de consulta desde el colegio, convirtiendo al computador en una herramienta casi imprescindible para poder realizarlas”, señala.

Como es claro que no podemos eliminar la tecnología de la vida de nuestros hijos, y que tampoco es deseable por las ventajas que ésta representa, es primordial, para ejercer equilibrio, que se promueva el interés de los niños por actividades al aire libre. La Asociación Americana de Pediatría recomienda para los niños en preescolar una exposición máxima de 2 horas diarias a las pantallas como celulares, tabletas, computadores y televisores, antes de esta edad, el niño no debería tener acceso a estos aparatos.

La experta concluye que, si desde el nacimiento seguimos este tipo de recomendaciones y además mostramos como adultos un modelo adecuado, podemos desarrollar una relación sana con la tecnología. Por último, no podemos olvidar que como padres se debe ejercer un control sobre el uso de las tecnologías en el hogar, y que a pesar de que puede ser un poco más difícil, es responsabilidad actualizarse constantemente para ejercer correctamente ese control.